¿Ser o no ser español? La nacionalidad española de Ilia Topuria

¿Ser o no ser español? La nacionalidad española de Ilia Topuria

En estas dos últimas semanas, hemos visto en varios medios de comunicación(incluso ha salido la Ministra de Educación y Formación Profesional de España, Pilar Alegría) el anuncio en el que se le concede la nacionalidad española a Ilia Topuria. Hoy Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial, quiero que hablemos sobre el patriotismo, sentirse español y la discriminación positiva. 

La revolución mediática llegó cuando Topuria expuso sus sentimientos sobre cómo se había sentido al cruzar el control fronterizo en Barajas como ciudadano extracomunitario de la UE y no como español. Enlazando con una entrada de blog anterior, ¿por qué no nos queremos?  Ahora pienso en eso de ¿ser o no ser español? Cómo el sentimiento de identidad que te da o no tener la nacionalidad española y las repercusiones que tiene en esto la ley de extranjería.

 

¿Ser español o sentirse español como Ilia Topuria?

 

En la entrada de blog, que ya mencioné anteriormente mencionaba lo siguiente: ¿le has preguntado alguna vez a una persona migrada porque quiere vivir en España? las respuestas siempre van relacionadas al hecho de que cuando migras eres capaz de ver el mundo con otros ojos, valoras lo que tienes, lo que perdiste y por lo que te esfuerzas cada día. Si no he salido de mi zona de confort ¿Cómo voy a saber lo que significa estar fuera de ella?  ¿Si no comprendo lo que paso, como voy a saber que mi tiempo es mejor?

¿Si no he migrado, como voy a sentir lo que significa? En las declaraciones de Topuria, habla que después de 12 años, se siente español y que no entendía como siendo un campeón mundial aún no tenía la nacionalidad española. Lo cierto es que si eres de Georgia, tienes que cumplir, como “cualquier otro país” , 10 años de forma administrativa regular, además de los trámites de presentar la Prueba de conocimientos constitucionales y socioculturales de España (prueba CCSE) y en su caso la de español DELE nivel A2. A ver, es una auténtica discriminación positiva lo que se ha hecho en el caso de Topuria.

 

¿Por qué es una discriminación positiva?

Las discriminaciones positivas, suelen ser un conjunto de acciones, políticas o prácticas tanto en órganos públicos como privados que buscan aumentar la protección y representación de grupos sociales que son discriminados función de su género, sexualidad, credo o nacionalidad, en espacios como la educación, empleo, deporte…etc. 

Para que una persona pueda obtener la nacionalidad en España, se puede hacer de varias formas; 

  • En el caso de no proceder de ninguno de los países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal o personas de origen sefardí, supuestamente se accede a través de los dos años de residencia por su carácter restaurativo y alegando a la época del colonialismo y memoria histórica (lo que lo convierte también en una discriminación positiva). 
  • Se da cuando has pasado más de cinco años con residencia y estatuto de persona refugiada 
  • Habiendo residido en España durante 10 años de manera continuada, diez años de forma legal, continuada e inmediatamente anterior a la petición. O sea, los países asiáticos, africanos y fuera de la UE. 

 

Visto así a las personas desconocidas de la ley de extranjería, como en el caso de Topuria, no es ninguna situación alarmante, es la realidad de todas aquellas personas extracomunitarias y que no pueden acceder a la nacionalidad por el método mencionado en el punto 1 o 2.

Sinceramente, a mí no me sorprende esta “rápida” nacionalidad, porque cuando se concede por Carta de Naturaliza es según el propio Ministerio de Justicia es una forma de Adquisición de la Nacionalidad, tiene carácter graciable y no se sujeta a las Normas Generales de Procedimiento Administrativo. Será otorgada o no discrecionalmente por el Gobierno mediante Real Decreto, tras valorar la concurrencia de circunstancias excepcionales.

 

¿Qué es lo que llama la atención sobre esta discriminación positiva?

 

Pues que solo se les concede a deportistas, es más en lo que llevamos de 2024 se ha concedido la nacionalidad por Carta de Naturaleza a la judoca Malin Wilson, el luchador Moha Mottaghinia y el futbolista Dean Huijsen. Y lo más llamativo es que en los últimos 24 años se han concedido a 100 deportistas a los que se les ha nacionalizado a través de este método.

La realidad, es que en la Ley de Extranjería hay demasiadas discriminaciones positivas, que generan más desigualdad a una ley que ya por sí es desigual y crea vulnerabilidad a personas que no son vulnerables, si es así, también hay que hablar de la discriminación positiva que se le otorgó a la comunidad venezolana en el 2019.

De esta última se han beneficiado muchas personas y no veo que nadie haya salido en los medios de comunicación…pero la nacionalidad a los hijos e hijas de personas migrantes quienes heredan el estatuto legal de sus padres porque en España prima la ley “ius sanguinis» (por la sangre) y no la de territorio, con lo cual hay menores que nacen y crecen en situación administrativa irregular…etc.

 

La importancia de ser y sentirse español como Ilia Topuria

 

Lo que sí expuso Topuria, fue su fuerte deseo de convertirse en ciudadano español, pero no diferente al de cualquier persona migrante, porque la nacionalidad española, da seguridad, da la posibilidad de creer en la construcción de otro futuro, ayuda a cumplir el sentimiento de éxito del proyecto migratorio. 

Pregúntale a una persona migrada si quiere ser y sentirse español, es mucho más probable que su respuesta contenga muchos más argumentos que un simple «porque soy español». Sus argumentos irán desde la sanidad pública, al sistema educativo, las infraestructuras y la calidad de vida… eso la calidad de vida, las que movilizaron a la persona migrante en su deseo de alcanzarla. 

Hace tiempo escribí enEsta tierra es nuestra tierra los datos en los que España había concedido la nacionalidad por residencia a 80.148 personas en 2020, con la edad promedio de 37, es decir; migrantes jóvenes ¿Por qué es importante? Porque regularizar y conceder la nacionalidad, es ganar en impuestos, en mano de obra, en natalidad y en construcción de futuro. 

El caso de Ilia Topuria, podría haber servido para reivindicar y exponer una ley de extranjería que cada vez se ajusta menos a los procesos migratorios, en un pacto de asilo y refugio que cada vez endurece más las fronteras haciéndolas más difíciles de cruzar y poniendo más las vidas en juego. En lugar de eso, se ha quedado en como a un deportista se le realiza otra vez una discriminación positiva por haber ganado un campeonato mundial y el dinero que ingresará en las arcas del estado.  

 

⇒ Por último, si quieres ayudarme a difundir la información, combatir las narrativas y llegar a otros espacios comparte esta información que está escrita libre de IA😂

No Comments

Post A Comment